Proteger y potenciar a los administradores de sistemas con acceso a pedido a los privilegios

Quote Image

«Si busca una solución que le permita eliminar los derechos de admin rápida y sencillamente, recomiendo sin dudas esta solución para cualquier organización».

Jim Nixon, gerente de Soporte de aplicaciones en Seyfarth Shaw

Características Destacadas

Beneficios de la Gestión de privilegios en los terminales de servidores Windows

Seguridad

Eliminar los derechos de administrador: evitar el uso indebido intencional, accidental e indirecto de privilegios en los activos de Windows.

Bloquear las actividades sospechosas: hacer cumplir las restricciones de la instalación del software, del uso y de los cambios de configuración del sistema operativo.

Seguir y prevenir movimientos laterales: utilizar normas para seguir y prevenir actividades anómalas del usuario en base a sus roles y los recursos de destino

Mantener la conciencia: supervisar eventos UAC, reglas de aplicación, elevaciones solicitadas, aplicaciones denegadas y más.

Poner en cuarentena archivos: aprovechar el análisis de amenazas para tener informes de confianza de malware, permitiendo una mejor toma de decisiones sobre el riesgo

Seguir fuentes confiables: establecer reglas sobre tareas, procesos o aplicaciones basadas en la fuente de origen.

Compatible con contraseñas de un solo uso (OTPs): compatible con cualquier solución de factores múltiples que utilice el protocolo RADIUS para una verificación adicional sobre que el usuario sea el destinatario de la política de elevación.

Cumplimiento y Eficiencia

Registrar sesiones: capturar la pantalla de la actividad de usuarios con privilegios mediante el registro de pulsaciones de teclas a fin de documentar todos los cambios privilegiados a un activo.

Comprender y comunicar el riesgo: aprovechar una consola interactiva de informes y análisis basada en roles, respaldada por un almacén de datos centralizado para realizar auditorías continuas de las actividades del software de gestión de privilegios del usuario.

Garantizar la productividad: predeterminar a todos los usuarios a privilegios estándar, mientras, habilita privilegios elevados para aplicaciones y tareas específicas sin requerir de credenciales administrativas.

Facilitar la creación y gestión de políticas: establecer políticas a través de la directiva de grupo de Active Directory, Servicios web o McAfee ePO con soporte para sistemas con espacios vacíos y activos no pertenecientes al dominio.

Crear normas de forma rápida: identificar los requerimientos de lanzamiento y elevación de la aplicación; luego, probar y guardar las normas necesarias.

Obtener control sobre todas las cuentas: detectar y perfilar de manera automática todas las cuentas de Windows, y dejarlas bajo administración centralizada con rapidez.